Las naves industriales y logísticas son espacios que requieren un alto consumo de energía eléctrica, lo que se traduce en elevados costes y en un impacto ambiental negativo. Sin embargo, existe una alternativa que puede ayudar a reducir ambos problemas: la instalación de placas solares.

Las placas solares son dispositivos que aprovechan la radiación solar para generar electricidad de forma limpia y renovable. Se pueden instalar en los tejados o cubiertas de las naves industriales y logísticas, aprovechando la gran superficie disponible y la buena orientación al sol.

La instalación de placas solares en naves industriales y logísticas tiene numerosas ventajas, tanto económicas como ecológicas, que vamos a explicar a continuación.

Ventajas económicas de las placas solares en naves industriales y logísticas

  • Ahorro en la factura eléctrica: al generar su propia electricidad, las naves industriales y logísticas pueden reducir su dependencia de la red eléctrica y, por tanto, su gasto en energía. Según algunos estudios, el ahorro puede llegar hasta el 50%. Además, al estar exentas del impuesto al sol, las naves industriales y logísticas pueden aprovechar al máximo la energía solar sin pagar ningún peaje.
  • Retorno de la inversión: aunque la instalación de placas solares requiere una inversión inicial, esta se puede recuperar en un plazo de entre 3 y 7 años, dependiendo del tamaño y la potencia de la instalación. A partir de entonces, se empieza a obtener beneficios, ya que los paneles solares tienen una vida útil de unos 25 años y requieren poco mantenimiento.
  • Valorización de la propiedad: al instalar placas solares, las naves industriales y logísticas aumentan su valor de mercado, ya que se convierten en propiedades más eficientes, modernas y sostenibles. Esto puede ser un factor diferencial a la hora de vender o alquilar la nave en el futuro.
  • Ayudas e incentivos: existen diversas subvenciones y programas de apoyo para fomentar la instalación de placas solares en naves industriales y logísticas. Además, algunas comunidades autónomas y municipios ofrecen bonificaciones fiscales, como la reducción del IBI o del ICIO, a las empresas que apuestan por la energía solar.

Ventajas ecológicas de las placas solares en naves industriales y logísticas

  • Reducción de las emisiones de CO2: al utilizar la energía solar, las naves industriales y logísticas contribuyen a la lucha contra el cambio climático, ya que evitan la quema de combustibles fósiles y la emisión de gases de efecto invernadero. Según la Agencia Internacional de Energía Renovable, la energía solar podría evitar la emisión de 4.000 millones de toneladas de CO2 al año para 2030.
  • Mejora de la calidad del aire: al reducir la contaminación atmosférica, las placas solares también mejoran la calidad del aire y la salud de las personas. Según la Organización Mundial de la Salud, la contaminación del aire es responsable de unos 7 millones de muertes prematuras al año en el mundo.
  • Protección de los recursos naturales: al utilizar una fuente de energía inagotable como el sol, las placas solares también ayudan a preservar los recursos naturales y la biodiversidad, que se ven amenazados por la explotación de los combustibles fósiles y sus efectos nocivos sobre el medio ambiente.

En definitiva, la instalación de placas solares en naves industriales y logísticas es una opción cada vez más atractiva y rentable, que ofrece importantes beneficios tanto para la economía como para el medio ambiente. Al generar su propia electricidad, las naves industriales y logísticas pueden ahorrar en la factura eléctrica, amortizar la inversión, valorizar la propiedad y acceder a ayudas e incentivos. Al mismo tiempo, pueden reducir las emisiones de CO2, mejorar la calidad del aire y proteger los recursos naturales. Por todo ello, la energía solar se presenta como una solución eficiente, económica y sostenible para el sector industrial y logístico.